EJERCICIOS TÉCNICAS DE ESTUDIO.

 

1.- EJERCICIOS DE TÉCNICAS DE ESTUDIO

  Es totalmente necesario como estudiante que conozcas las distintas técnicas de estudio que tienes a su disposición, cuantas más conozcas, más fácil te será seleccionar las más adecuadas a cada situación para crear tus propias estrategias de aprendizaje.

  • Aprender a estudiar sacándole partido a tus capacidades personales es muy similar a un entrenamiento físico: necesitas voluntad, un buen entrenador y constancia.

Si no conoces la forma de hacerlo no llegaras a conseguir buenos resultados. Hay que querer, pero también saber. Los pasos que debemos seguir son casi siempre los mismos a la hora de estudiar, lo que varía es la elección de la técnica en cada uno de estos pasos. El objetivo final será que el alumnado sepas autorregularte y ser autónomo en tu aprendizaje.

  • Que seas capaz de motivarte depende no sólo de que te guste previamente lo que estás haciendo, temario el profesor o profesores, sino de ti mismo. La última responsabilidad del estudio siempre es tuya, por muy complicado que te pueda resultar lo que te rodea (alguna materia, las explicaciones del profesorado, etc) piensa que siempre puedes poner de tu parte para superarla. Cuanto mejor te planifiques y te conozcas como estudiante mejor te motivarás.

 

2..- LUGAR DE ESTUDIO Y TIEMPO DE ESTUDIO (PLANIFICACIÓN)

  • Siempre el mismo.

  • Si puede ser con luz natural, en el caso contrario se debe usar la luz central y la focal a la vez para evitar el cansancio de los ojos, al pasar de zonas de oscuridad a zonas muy iluminadas.

  • No debe haber objetos personales, posters que puedan distraer, fotografías a la vista, aunque sí pueden estar en la habitación, pero sin que se vean desde el lugar donde se estudia.

  • Debe ser un lugar agradable donde se esté a gusto: con una temperatura adecuada si es posible, amplio para colocar el material de estudio que debe estar al alcance de la mano, así como libros de consulta y diccionarios. Encima de la mesa de estudio lo mínimo, sólo lo necesario para trabajar.

  • Si es posible deben evitarse todo tipo de ruidos audiovisuales: radio, televisión, imágenes que distraigan, conversaciones de otros, etc.

 

3.- TIEMPO DE ESTUDIO. PLANIFICACIÓN

  • Tienes dos posibilidades: bailar al son del tiempo que pasa o hacer que baile a tu son, tú verás. Cuando tienes trabajo por delante planificarlo te relajará pues te hará darte cuenta de que si cumples el horario te dará tiempo y podrás cumplir tus objetivos

  • Primero debes marcarte objetivos concretos a largo plazo. Ejemplo:  Aprender las 4 primeras semanas del curso lo antes posible para poder empezar a operar en mi cuenta demo cuanto antes y seguir con mi cuenta en dinero real. Esas son tus prioridades, por nada las debes dejar a un lado. Aunque te surjan urgencias (cosas que te parezca que exigen tu atención, debes respetar tus prioridades siempre, sino se acabarán convirtiendo en urgencias en otro momento, y bailarás al son del tiempo y no al revés. Recuerda, es fundamental que respetes las prioridades.

  • Después debes pensar qué puedes hacer cada semana para conseguir ese objetivo a largo plazo. Por ejemplo: estudiar 3 horas al día (de Lunes a Viernes). Debes concretar lo máximo posible.

  • Después de tener esto claro organiza un horario semanal los domingos antes de empezar la semana con lo que sabes que deberás hacer, durante la semana se irá completando con otras actividades imprevistas, así que debes dejar huecos para esos imprevistos y para urgencias.... desde luego, también para descansar y divertirte, sino no es posible estudiar.  

 

4.- CARACTERÍSTICAS

  • Debes intentar que la franja horaria en la que estudias sea regular, casi siempre la misma, para crear un hábito y que te sea más fácil ponerte sin pensarlo 

  • El tiempo de estudio consta de tiempos de trabajo y tiempos de descanso. Aproximadamente la organización teniendo en cuenta el rendimiento medio sería la siguiente: 1 hora de trabajo- 5 minutos de descanso- 45 minutos de trabajo- 10 minutos de descanso... y así progresivamente. A medida que pase el tiempo cada vez los descansos serán más largos y los tiempos de estudio más cortos. Cada uno debe adaptarlos a sí mismo, conocerse y saber a qué hora y cuánto tiempo es capaz de estudiar concentrado. 

  • Planifica tu tiempo de estudio durante la semana el domingo, indicando aquellas tareas que son prioritarias y asignándoles un tiempo semanal. Lo que te vaya surgiendo lo vas adaptando a las horas libres. Deja siempre horas en blanco por si te surgen imprevistos.

  • Piensa en dedícate dos horas los jueves y sábados a leer libros relacionados con la materia que estás estudiando

 

5.- ATENCIÓN Y CONCENTRACIÓN  

  • Factores externos: Lugar de estudio, tiempo de estudio, ruidos o molestias del exterior. Son más fáciles de controlar  

  • Factores internos: Preocupaciones, falta de concreción en los objetivos, cansancio, nerviosismo, etc. Más difíciles de controlar, pero no imposible.

 

CUANDO PIERDAS LA CONCENTRACIÓN TIENES TRES OPCIONES. ÚSALAS SIEMPRE EN ESTE ORDEN, NO TE SALTES LA ANTERIOR ANTES DE PONER EN PRÁCTICA LA SIGUIENTE:

  • Ponte un poco más en serio y céntrate en la tarea animándote a ti mismo o misma a seguir. Puedes usar una palabra sonora que te despierte para volver a la tarea. Richard Fenker, un psicólogo americano, le recomienda a su alumnado que use la palabra ¡¡Gotcha!!!! que para nosotros no significa nada pero que llama la atención.

  • Cambia de técnica de estudio intentando que lo que hagas sea más activo: de la lectura al subrayado, de un resumen a un mapa conceptual o mental, etc.

  • Tómate unos minutos y prosigue después la tarea (cuando veas que no hay otra solución y hayas probado todo lo anterior) Si no has cumplido tu objetivo no puedes dejarlo, así como así, si lo haces romperías una regla básica: ¿Cómo vas a darte el premio que más deseas que es dejar de estudiar si no has cumplido tus objetivos como para merecértelo? Sería como traicionarte a ti mismo o misma por lo que debes seguir trabajando, aunque descanses para coger fuerzas hasta que, al menos, cumplas la gran parte de la tarea que te has propuesto.  


 

6.- ALGUNAS ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA CONCENTRACIÓN:

(tiempos cortos =concentración muy alta)

  • Identifica el alcance de tu concentración, es el tiempo que puedes dedicar a una tarea sin perder la concentración.  

  • Debes llevar a cabo la tarea durante ese tiempo aumentando progresivamente unos minutos cada vez que vuelvas a ella, así poco a poco irás aumentando el alcance de tu concentración para esa tarea.

  • Práctica de buenos hábitos durante cortos periodos de tiempo para, progresivamente, irlos desarrollando durante periodos mayores.  

  • Esta estrategia no admite demoras, el tiempo estipulado debe cumplirse con rigor y volver inmediatamente a la tarea si detectas que te despistas.

  • Cuando sientas que disminuye tu concentración establece un objetivo limitado, concreto: una página más, dos ejercicios más, etc. Si al alcanzar este objetivo ya has recuperado la concentración, aprovecha y sigue, si no es así, déjalo al alcanzarlo.

  • La ventaja de esta estrategia es que es una tarea que has de cumplir en vez de un tiempo que ha de transcurrir y eso es más fácil de controlar.

7.- EL MÉTODO DEL NSA/HAC

(¡No te sientes ahí, haz algo, chico!!!)

 

  • Las caídas de concentración suelen producirse cuando no estás haciendo algo que no es lo suficientemente activo o comprometedor así que debes aumentar tu nivel de actividad cuando sientas que te desconcentras.  

  • Cuidado con el síndrome de los ojos cristalinos (leer sin saber lo que lees y no darte ni cuenta hasta que pasan varias hojas)  

  • Es muy importante que estés alerta con respecto a ti mismo y detectes cuanto antes tus bajones de atención para decirte a ti mismo o misma que regreses a la tarea.

  • Actividades que te pueden ayudar a aumentar tu actividad en el estudio: Subrayar, hacer señales o escribir en los márgenes, resumir, parafrasear oralmente o por escrito, formar asociaciones con imágenes, construir reglas mnemotécnicas, plantear preguntas y dar respuestas, imaginarte enseñando a otra persona, hacer diagramas de relaciones entre partes del texto, hacer mapas mentales, conceptuales, etc. 

 

Todas estas técnicas de estudio, serán importantes a la hora de hacer el aprendizaje ineludible de la teoría del curso.