ANÁLISIS TÉCNICO

Como ya hemos visto en el comportamiento de las acciones, con vistas a tratar de predecir su evolución futura, se usan dos tipos de análisis:

Análisis fundamental.
Análisis técnico.

A) Análisis fundamental

Está  en el estudio de toda la información económica-financiera disponible sobre la empresa (balance, cuenta de resultados, ratios financieros, etc.), así como de la información del sector, de la coyuntura macroeconómica, etc.

En definitiva, se estudia cualquier información que pueda servir para tratar de predecir el comportamiento futuro de la empresa.

Con este análisis se  determinan los puntos fuertes y débiles de la empresa, por ejemplo:

Solidez financiera (peso del patrimonio neto dentro del pasivo).
Liquidez (si la empresa dispone de los fondos suficientes con los que ir atendiendo sus pagos).
Gastos (viendo si la empresa es cada vez más eficiente y viene reduciendo sus gastos o si, por el contrario, sus gastos están descontrolados).
Rentabilidad (sobre volumen de venta, sobre fondos propios, etc.)

El análisis fundamental estudia  cómo viene evolucionando la empresa en estos y otros conceptos, y  cómo compara con la media del sector.


A partir de ahí,  estima el comportamiento futuro de los beneficios, lo que determinará la posible evolución de la acción.

Si los beneficios van a crecer, incluso más que la media del sector, lo lógico es que la acción se vaya revalorizando, mientras que si los beneficios están estancados o disminuyen, la cotización irá cayendo.

B) Análisis técnico

Considera que el  mercado proporciona la mejor información posible sobre el comportamiento de la acción. Analiza como se ha comportando ésta en el pasado y trata de proyectar su evolución futura.


El análisis técnico se basa en  tres condiciones:

La cotización evoluciona siguiendo unos determinados movimientos o pautas.


El mercado facilita la información necesaria para poder predecir los posibles cambios de tendencia.


Lo que ocurrió en el pasado volverá a repetirse en el futuro.

El análisis técnico trata de  anticipar los cambios de tendencia:

Si la acción está subiendo busca determinar en que momento está subida va a terminar y va a comenzar la caída, y lo mismo cuando la acción está cayendo.

El análisis técnico utiliza  charts (gráficos de la evolución de la cotización) y diversos  indicadores estadísticos que analizan las tendencias de los valores.