OPERACIONES A PLAZO

Cuando se hacen   operaciones a plazo , una de las partes realiza su contraprestación en un momento futuro determinado:


Compras a plazo (por ejemplo a 1 mes): El comprador recibe los títulos adquiridos el día de cierre de la operación, pero no tiene que realizar el pago hasta dentro de 1 mes.


Ventas a plazo (por ejemplo a 1 mes): El vendedor recibe el dinero de la venta el día de cierre de la operación, pero no tiene que realizar la entrega de los títulos hasta dentro de 1 mes.

¿Cuándo se realizan operaciones a plazo?

Compras a plazo: El comprador espera que el precio futuro de la acción suba.


Ejemplo: Compra una acción de Apple por 200 dólares . teniendo que realizar el pago de la operación dentro de 1 mes.


El comprador espera que dentro de 1 mes ese título valga, por ejemplo, 250 dólares, por lo que podría venderlo, pagar los 200 dólares  que debe al broker y quedarse con los 50 dólares restantes. De esta manera ganaría dinero sin haber invertido nada.


Venta a plazo: El vendedor espera que el precio de la acción baje.


Ejemplo: Vende a plazo títulos de Apple  por 200 dólares. esperando que dentro de 1 mes sólo valgan, por ejemplo, 150 dólares.


El vendedor recibirá ahora 200 dólares. y dentro de 1 mes, cuando tenga que entregar las acciones, espera poder comprarlas en el mercado por 150 dólares, ganando la diferencia.

En operaciones a plazo, el inversor (ya sea comprador o vendedor) tiene que dar una garantía de  (hasta un 50% del precio de la operación) para garantizar el cumplimiento de su futura obligación.

¿Cuál es el riesgo de esta operativa? 

Que el precio de la acción evolucione en sentido contrario al que espera el inversor.

Compra a plazo: Si dentro de 1 mes, las acciones de Apple en lugar de 250 dólares. sólo valen 150 dólares., el comprador, además de vender los títulos para pagar su deuda, tendrá que poner dinero adicional.


Venta a plazo: Si dentro de 1 mes, las acciones de Apple en lugar de 150 dólares. valen 300 dólares, al vendedor le saldrá la operación más cara de lo previsto, perdiendo dinero.